info@ecyde.es
Calle Arquitectura, 5, 41015 Sevilla
954 96 24 52

THERMALIPO II

¿Qué es ThermaLipo II?

ThermaLipo II, es un equipo dermoestético de última generación, no invasivo, de inducción térmica selectiva por radiofrecuencia bipolar, con el exclusivo sistema patentado de aplicación AMFLI (Automatic MultiFrecuency and Low Impedance). Este sistema selecciona y combina diferentes frecuencias de manera automática, consiguiendo el calentamiento del tejido desde la profundidad hacia la superficie. Tiene la ventaja de integrar la posibilidad de hacer tratamientos tanto faciales como corporales con el mismo equipo.

¿Qué es ThermaLipo II?

Para producir su efecto, el ThermaLipo II aprovecha la resistencia que ofrece el tejido al paso de la corriente, produciendo su calentamiento e intercambio iónico. Gracias a su tecnología exclusiva AMFLI, al comienzo de la aplicación el equipo genera frecuencias más bajas para actuar en la profundidad del tejido, y a medida que va calentando aumenta automática y progresivamente la frecuencia para actuar cada vez a nivel más superficial en la piel, produciendo así un calentamiento desde la profundidad hacia la superficie.

Gracias a su tecnología y a sus aplicadores bipolares, consigue que la corriente de sus ondas electromagnéticas recorran una distancia reducida y controlada, tanto en potencia como en profundidad. Permitiendo así realizar un tratamiento más intenso, más homogéneo y más seguro, frente al uso de sistemas de aplicación monopolar que producen una mayor dispersión de la energía aplicada. 

Cuenta con dos programas de aplicación: FACIAL y CORPORAL, que adaptan potencia frecuencia y profundidad a las necesidades de cada tratamiento para que estos sean óptimos y confortables. 

El aplicador facial está diseñado para actuar sólo en dermis, y el corporal para actuar desde el tejido adiposo subcutáneo hasta la superficie de la piel, consiguiendo así reducir del tejido adiposo, a la vez que prevenir la flacidez al reafirmar la piel. 

¿Qué efectos biológicos produce el ThermaLipo II?

Con el calentamiento tisular que consigue la RF del ThermaLipo II podemos conseguir varios efectos: Aumento de la circulación sanguínea local por vasodilatación, apertura de los capilares y con ello, un mayor aporte de oxígeno, mejora del trofismo tisular e intercambios metabólicos y la facilitación en la reabsorción de líquidos intercelulares en exceso, así como el drenaje de toxinas en el tejido tratado. 

Produce la estimulación del fibroblasto por expresión de las proteínas de choque térmico, que intervienen en la formación y reestructuración del colágeno alterado, así como también el aumento de fibras elásticas de la dermis. 

Produce la estimulación de la lipolisis y a la apoptosis adipocitaria que conllevan a la disminución del tamaño y número de adipocitos del tejido adiposo subcutáneo.

Todo ello contribuye a la mejora de la calidad de la piel, con un evidente cambio en la textura, color, tensado o reafirmación de la misma, reducción volumétrica del tejido adiposo con una evidente disminución de los perímetros y lipodistrofias localizadas, y por todo ello, una mejoría en los distintos tipos de celulitis.

¿Para qué tratamientos está indicado el ThermaLipo II?

Está indicado tanto para tratamientos faciales como corporales: 

FACIALES: CARA- CUELLO-MENTÓN – ESCOTE

Rejuvenecimiento facial, con tensado y disminución de flacidez, reducción de diferentes tipos de arrugas o surcos en cualquier zona facial, cuello y escote, bolsas palpebrales y papada.

CORPORALES: ABDOMEN–FLANCOS–CADERAS–MUSLOS–RODILLAS–AXILAS–BRAZOS

Para la flacidez (efecto reafirmante), reducción de contorno y volumen corporal, lipodistrofias localizadas, diferentes tipos de celulitis con reducción de la apariencia de piel de naranja.

ThermaLipo II tiene además la facultad de favorecer la introducción de sustancias a través de la piel, potenciando los efectos y facilitando los resultados. (Asociación a dermocosmética).

¿Qué sensación causa el tratamiento?

Es un tratamiento agradable, se nota un calor interno que es perfectamente soportable, el aumento de la temperatura del tejido es progresivo, y sólo en el último momento en determinadas indicaciones que se necesite alcanzar temperaturas más elevadas puede ser un poco molesto. Inmediatamente después del tratamiento, la piel puede quedar ligeramente enrojecida y con una sensación de calor que remite en poco tiempo. Inmediata incorporación a la actividad normal.

¿En qué consiste un tratamiento?

Un tratamiento consiste en realizar varias sesiones. Estas se planificarán de acuerdo al criterio del profesional que utiliza el equipo según sean faciales o corporales. Lo habitual en FACIAL son de 6 a 8 sesiones y en CORPORAL de 10 a 12, con un intervalo en ambos casos de 7 a 15 días. Las sesiones de mantenimiento adicionales también se planifican por criterio profesional según la evolución del tratamiento, normalmente de 1 a 2 meses.

¿En qué consiste una sesión?

El procedimiento es muy sencillo y la duración es variable, pues depende de la extensión de la zona a tratar, tipo de tratamiento, etc. Suele ser de 20 a 30 minutos en facial y de 30 a 50 minutos en corporal. Siempre según criterio profesional. 

Los Resultados:

Los resultados pueden variar de unas personas a otras, pero en la mayoría de los tratamientos se comienzan a ver los resultados desde la primera sesión, sobre todo en la calidad de la piel. En los tratamientos corporales, a nivel de reafirmación y pérdida de volumen, hay que esperar por lo menos hasta la cuarta sesión para que sean evidentes. Una vez finalizado el tratamiento completo seguirá habiendo una mejoría progresiva. En los tratamientos faciales al término de cada sesión se aprecian mejoras, siendo más notables a partir de la 3ª o 4ª sesión. Con una mejoría progresiva hasta el 3ª mes después del último tratamiento.